Los japoneses son muuuuy golosos. Hay un montón de tiendas especializadas en repostería.
Eso sí, los dulces no se los toman de postre. Es muy raro encontrar un restaurante que ofrezcan dulces en su carta.
Tuvimos la impresión que los dulces los consideran como regalos, cuidando al máximo su presentación y envoltorio.
Bajamos a la zona de repostería de un centro comercial y parecía que estabamos en plenas navidades. Había muchísima variedad y había hasta colas para comprar.
Nosotros compramos algunos dulces para probarlos. En general todos tienen muy buena pinta, con colores muy vistosos.
Lo que no nos gustó de algunos dulces era su textura, muy gelatinosa, tipo gominola.
8 7 4 3
El dulce que más nos gustó fue una especie de bizcocho de té verde. Además eran preciosos. Eran como laminados, Super jugosos.
 2  50 38
Estos bizcochos tipo tiramisú tenían muy buena pinta pero no los probamos.

30  37 36

Y éstos también:

27 28

Tambien era muy curioso los productos que vendían en las tiendas. En Tokyo desayunábamos en un sitio que nos gustaba mucho y había mucha variedad de bollería, zumos, tipo de café….

18 6 5 4  15 14

Encontramos una panadería, que vendían bollos con caras de animalitos.
20 19 18   14 13
 Vimos a un orfebre trabajando con una máquina que marcaba las galletas con dibujos variados.
46 48 47
En algunos lugares turísticos, vendían dulces. El Monte Fuji está muy explotado en cuestión repostería. Hay bombones, dulces…
44 43
 33 34
Subimos a las faldas de un volcán, Owakudani. En éste lugar venden huevos negros, que son huevos cocidos en agua hirviendo que sale de las calderas naturales de ésta zona volcánica. Y claro, lo han explotado también para el tema repostero.
  3 resized 2 45 39 32
Es muy frecuente encontrar tiendas de caramelos, algunas las ponen preciosas:

25  escaparate 102

9   6 7

 Espero que os haya gustado el post.